miércoles, 5 de julio de 2017

Na'que hacer

Na'que hacer
se rompió la fuente
rodó por la pendiente el contenido
no sirve el llanto ni el lamento
solo es un momento de reflexión
y sigo el camino
con esa sensación de asombro
me toca el hombro
aquel deseo de saber
y sigo hasta correr por la bruma del incógnito
usted sabe que a veces río
pero nadie lo nota
soy una palabra demasiado abrupta
y quizá por ello me pierdo en el paisaje

na'que hacer
se me rompió el lazo
y mi trazo
no corrige corazones
apenas alcanzo para mis emociones
con el  elástico del entendimiento.

Elisa
doméstica

12 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Lindo poema, y seguro que alcanzas a algo más que para esas emociones. Me hace gracia lo de "Na, que hacer", porque creo que ya los has utilizado en otras ocasiones. Tú aunque no tengas "na que hacer", creo que tienes muchos recursos para capear temporales.Yo como me quede sin "na que hacer" si que me quedo en blanco.

Abrazos gorditos Elisa.

TORO SALVAJE dijo...

Tó que hacer... aunque no lo creas.

Besos.

tecla dijo...

Me has dejado atónita, Lichazul. Eso de romperse una fuente y bajar la cuesta abajo derramando el contenido me ha impresionado.
Veo el agua cristalina despeñándose por entre las matas de los crisantemos y las dalias y el fauno con su azada intentando detenerla. Impresionante.
Me has alegrado el día.

Gizela dijo...

Sí, cuando se rompe se rompe Na´que hacer
Besotes POETA y abrazos a la cuñada!!!

Demian dijo...

Ud es una palabra muy honda mi querida poeta. Dejemos correr el rio, encontrara su curso como las mareas. Mi abrazo

J K dijo...

Me recordó un poema de Vasko,

No me detengo a pensar,
"Viajo"

Aunque nadie se de cuenta.

JK

Alfonso Saborido dijo...

No hay ná que se rompa que no se pueda volver a pegar!
abrazos!

Ilduara dijo...

Nada más doloroso y fácil de desintegrar que un corazón, coserlo deja a la vista las puntadas...

Un beso.

Lichazul oo dijo...

muchas gracias por sus huellas
tengan una jornada genialísima :)

Verónica Calvo dijo...

No sirve ni el llanto ni el lamento y queda la reflexión, así es.
Pero a veces es una liberación recorrer esas brumas y salir despojada de todo a un nuevo paisaje.
El poema me gusta :)

Besos.

Mª Socorro Luis dijo...

Nuestro "hacer" es limitado y a veces no alcanza para todo ni para todos.

Besos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

NI modo. Kaput¡ Un abrazo. carlos