miércoles, 31 de mayo de 2017

15 minutos

Quince minutos, así tan solo
fulminante destello
un degüello a quemarropa
es esta estela de labia pirotécnica
me dejo inundar por el ansia viva
en la cornisa a punto de emigrar
con  este malabar de alquimista
al punto ficticio
al contacto sutil
al cupo de lo  salvaje
paisajes por descubrir
oasis necesarios
en la cadena del vivir
y me miras desde tu sitio
con ese ojo taurino
pozo vivo de emociones encontradas
acabas de volar conmigo.

Elisa
doméstica


15 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Te miro y te admiro.
Cada día más.

Besos.

tecla dijo...

Si acabas de volar por las alturas, tu poesía está consumada y tu corazón camina satisfecho.
Un abrazo, Elisa.

Gizela dijo...

Tú siempre vuelas POETA
Tus versos tienen todo: alas y viento

Besotes

Rafa Hernández dijo...

Aunque fueran quince minutos de lectura, partiendo de ti, serían quince minutos muy cortos. Si no lo he leído mal, me ha hecho gracia eso de mirar con ojo "taurino". No sabía que por allí también usáis esa expresión.

Abrazos gorditos Elisa.

Rosana Marti dijo...

Unos 15 minutos muy intensos siempre un placer leerte Eli.

Besos de colores:))

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

15 miutos de alegre fantasía.

Un abrazo.

Xan Do Río dijo...

vuelo en todos tus poemas, siempre tienes algo nuevo que enseñarme. Un abrazo.

joaquín galán dijo...

Quince minutos son suficientes para disfrutar del vuelo siempre deseado y soñado hasta convertirse en inquieta mariposa apasionada.
Con tus poemas me ocurre algo curioso,nunca puedo leerlos sólo una vez,siempre más de dos...

Buen jueves

Darilea Charo Cano dijo...

Me encanta Licha, ese juego de miradas que dicen tanto sin decir. Besitos

Demian dijo...

Y que hermoso debe ser volar contigo Eli. Hermoso tu poema

Vivian dijo...

A veces un minuto es una vida, a veces quince.
Muy bonito Elisa! Ese verso final lo encierra todo, “así tan solo”
Veo que las musas no te abandonan, ni están confusas ja.
Besos

María Socorro Luis dijo...

Volar en co,pañía siempre es mas placentero.

Pero siempre, volar Y siempre besos

Lichazul oo dijo...

muchas gracias por sus comentarios
abrazos coloridos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Bastan instantes o quince minutos, para esa felicidad del amor hecho vuelo conjunto. Bello,y me miras desde tu sitio
con ese ojo taurino
pozo vivo de emociones encontradas
acabas de volar conmigo.
Un abrazo. carlos

Verónica Calvo dijo...

Quince minutos bastan para llegar al paraíso.
Buen poema, Elisa.

Besos grandes.